Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Miér Abr 01, 2015 6:05 am.
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

TINYPIC
Últimos temas
» Guía de Tallin
Dom Abr 10, 2016 5:56 pm por mlauravillar08

» Trondheim, Noruega
Lun Mar 17, 2014 6:55 pm por iolanda

» Para pasar el rato...
Lun Oct 07, 2013 9:43 pm por Beatriz 1959

» Diario de una travesía a bordo de Gem: Venecia - Islas Griegas 1ª PARTE
Miér Sep 25, 2013 5:23 pm por jonas159

» Gana 7 noches/2personas en MP con MURHOTELS
Miér Sep 25, 2013 5:18 pm por jonas159

» Hotel Neptuno 4* Solo Adultos Gran Canaria
Miér Sep 25, 2013 9:58 am por laurasefue

» OASIS 0F THE SEAS, 23 de Septiembre de 2014
Lun Sep 23, 2013 8:37 pm por Beatriz 1959

» Miércoles a 44€ noche/apartamento con Murhotels
Miér Sep 18, 2013 11:54 am por laurasefue

» Oferta de miércoles en MurHotels
Miér Sep 11, 2013 9:31 am por laurasefue

Los posteadores más activos del mes

Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Compañeros

Crear foro



Estadísticas
Tenemos 432 miembros registrados.
El último usuario registrado es maykacacho.

Nuestros miembros han publicado un total de 4755 mensajes en 180 argumentos.

Venecia:: Europa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

28112011

Mensaje 

Venecia:: Europa






VISITAR VENECIA

El centro histórico de Venecia está formado por 118 pequeñas islas con más de 400 puentes que las unen y forman un único territorio, dividido en seis antiguos distritos administrativos o “sestiere”, tres a cada lado del Canal Grande.

El “sestiere” de San Marcos, con la majestuosa basílica y el elegante Palacio Ducal, es uno de los lugares con más turistas y el más caro de la ciudad. Al norte de San Marcos, está el “sestiere” de Cannaregio y al este, el de “Castello”, los dos son barrios residenciales, tranquilos e interesantes de ver.
En el otro lado del Canal Grande, están los “sestieri” de Dorsoduro, Santa Croce y San Polo, éste último es el más vivo y comercial en esta parte del canal. Cada “sestiere” tiene sus particularidades y es interesante descubrirlas, por eso les aconsejamos, dependiendo del tiempo que tengan, que los visiten todos, para que descubran sus encantos.



ORIENTARSE EN VENECIA

Para orientarse por las muchas callejuelas de Venecia, es fundamental que tengan un plano detallado de la ciudad. Les recordamos que, en Venecia, las direcciones tienen el nombre de la calle, el nombre del “sestiere” y el número cívico, y los tres son indispensables para encontrar la dirección, si no, es casi imposible. Es fácil perderse, pero también es fácil volver a encontrar el camino, gracias a los muchos carteles que el ayuntamiento ha puesto en los puntos principales de la ciudad.

CUANDO IR

Venecia es un destino turístico todo el año. La estación con más turistas es de abril a octubre, sobre todo en los meses de julio y agosto, en este periodo es casi imposible encontrar un hotel si no se ha reservado.

Carnaval y Navidad también son periodos con muchos turistas, pero permiten disfrutar de la atmósfera de la ciudad con un clima invernal fresco. El mejor periodo del año para evitar las masas de turistas y disfrutar mejor de Venecia, con un clima agradable y tranquilo, son las semanas antes de semana santa, porque noviembre y diciembre son meses más problemáticos por el clima, que puede ser frío y lluvioso.
Hay que tener en cuenta que el fenómeno de la marea alta suele producirse entre octubre y marzo y que ofrece una inolvidable imagen de Plaza San Marcos cubierta de agua.

CANAL GRANDE

El Canal Grande, que los venecianos llaman el “Canalizzo”, es la calle principal de Venecia. Es de unos 4 Km. y divide la ciudad en dos: la parte este, que tiene tres “sestieres”, y la oeste, con otros tres “sestieres”. Tiene tres puentes: degli Scalzi, de Rialto y dell’Accademia.

Desde que Venecia se convirtió en una potencia, este canal ha sido la vía principal para el transporte de la ciudad: antiguamente estaba lleno de barcos que iban hasta Rialto. Hoy, en cambio, navegan “vaporettos”, góndolas y lanchas que van y vienen de una orilla a la otra para que los turistas puedan admirar los preciosos palacios de las dos riberas. Fueron construidos en un periodo de unos quinientos años y algunos son espléndidos ejemplos de arquitectura veneciana que nadie puede perderse si visita esta ciudad.

Los edificios que hay que ver son tantos que sería necesario recorrer el canal más de una vez, por esto aconsejamos verlo al menos una vez de día y otra de noche.

Antiguamente, se celebraban regatas, fiestas y juegos, hoy, en septiembre, se organiza la Regata Histórica, una espectacular procesión de barcas históricas con la tripulación vestida con trajes de época. El mejor modo para ver bien el Canal Grande es en góndola o en “vaporetto”, mucho más barato, ya que muchas líneas pasan por aquí, pero aconsejamos la línea 1, que va despacio, tarda unos 40 minutos, para que la gente pueda apreciar las diferentes iglesias y los muchos palacios.



La orilla izquierda

Si llegan en tren a la estación de Santa Lucia, construida en el siglo XIX, se encontrarán, justo enfrente, el embarcadero del “vaporetto”. Después de comprar el billete, pueden empezar su viaje por el Canal Grande, que muchos definen como “la calle más bonita del mundo”.

Nada más salir de la estación, se pasa por debajo del Puente degli Scalzi, construido en 1934 para sustituir el puente de hierro que habían levantado los austriacos en 1858. A pocos metros, se puede admirar la iglesia degli Scalzi y la de San Geremia, sonde se conservan los restos de Santa Lucía, y cerca está el Palacio Labia, de 1750, con los frescos de la historia de Cleopatra, del artista Tiepolo.



Más adelante, se halla la iglesia de San Marcuola, de Giorgio Massari, de 1730, que está sin terminar, y más allá se levanta el Palacio Vendramin-Calergi, que fue terminado a principios del siglo XVI y es el primer edificio que tiene ya el estilo de Leon Battista Alberti, que recuperaba el clasicismo.
Por su dimensión enorme, ha hospedado a muchos personajes ilustres, como Richard Wagner que murió aquí en febrero de 1883. En la esquina con el Río de Noale, se encuentra un edificio reconstruido a mediados del siglo XVI, el Palacio Gussoni-Grimani della Vida, que antiguamente tenía la fachada cubierta con frescos de Tintoretto.

Al lado se halla un palacio muy importante, Ca’d’Oro, construido entre 1420 y 1440, de estilo gótico, y que antiguamente tenía la fachada decorada con oro; dentro hay muchos cuadros, frescos y esculturas, que son de la colección del barón Giorgio Fianchetti, que le donó el palacio y sus pertenencias al Estado.
Un poco más adelante, está el Palacio Sagredo, que es el resultado de una mezcla de estilos típica del arte veneciano, con la fachada que presenta elementos tanto véneto-bizantinos como góticos. Continuando, se encuentra el Palacio Mangili-Valmarana, del siglo XVIII, de estilo clásico, construido para el cónsul inglés Joseph Smith, uno de los mecenas de Canaletto.



Más adelante, se halla el interesante edificio Ca’da Mosto, de estilo véneto-bizantino, del siglo XIII, uno de los monumentos más antiguos del Canal Grande, que, además, fue la casa donde nació el navegante Alvise da Mosto.
Justo después del meandro del canal, se puede admirar el “Fondaco dei Tedeschi” [Almacén de los alemanes], que al principio los mercaderes alemanes usaban como almacén y alojamiento y que, actualmente es la sede del servicio de correos.

Después se pasa bajo el famoso Puente de Rialto, que está en la zona más antigua y viva de Venecia. El actual puente es de piedra y fue construido en el siglo XVI por el artita Antonio da Ponte, para sustituir al puente de madera que no era muy seguro.

Hasta 1854, antes de que se construyera el puente dell’Accademia, era el único puente por el que se podía cruzar el Canal Grande a pie. Cerca del puente está el Palacio Dolfin-Manin, el primer palacio que el artista Sansovino construyó en Venecia en los años 1538-1540, pero sólo se conserva la fachada clásica, porque el último dux de Venecia, Ludovico Manin, reformó todo el interior, ya que vivió aquí hasta su muerte en 1797



Después, se pueden admirar el Palacio Loredan y el Palacio Farsetti, uno enfrente del otro, de estilo véneto bizantino, del siglo XIII, pero a los que también se les han hecho muchas reformas.

Ca’ Farsetti fue la sede de una academia de jóvenes artistas, como Canova. Actualmente, en estos dos edificios está la sede del municipio. Justo después, se encuentran el Hotel Leon Bianco y el Palacio Grimani, este último fue construido en estilo renacentista en 1556 por el procurador Girolamo Grimani, y actualmente es la sede de la Corte de Apelación de Venecia.
Si se continúa por el canal, verán el Palacio Corner-Spinelli, un importante palacio renacentista del artista Mauro Coducci, realizado a finales del siglo XVI, que se convirtió en el prototipo de casa patricia veneciana.

Justo después, en la “Volta del Canal”, es decir, el punto más estrecho en el que el canal gira bruscamente, se hallan cuatro palacios todos juntos que antiguamente pertenecían a la familia Mocenigo, son el Palacio Mocenigo-Nero, de finales del siglo XVI, donde Byron vivió en 1818, el doble Palacio Mocenigo, del siglo XVII, y el Palacio Mocenigo Viejo, de estilo gótico, reestructurado en el siglo XVII.

En el último, según la leyenda, vive el fantasma de Giordano Bruno, porque Giovanni Mocenigo lo denunció al Vaticano cuando Bruno fue condenado a la hoguera en el año 1600.

Otro palacio importante que se encuentra después es Palacio Grassi, sus dimensiones son impresionantes, fue construido a mediados del siglo XVIII por Giorgio Massari, y en 1984 lo compró la Fiat, que lo usa para exposiciones y conferencias. Justo después está Ca’ del Duca, un palacio suntuoso y elegante, que empezaron a construir en el siglo XV pero que nunca terminaron. Poco después, el “vaporetto” pasa por otro puente, el Puente dell’Accademia, que al principio era de hierro, construido en 1854 por los austriacos, pero en 1932 lo cambiaron por éste de madera.



Nada más cruzar el puente, se encuentra Palacio Franchetti, edificado en el siglo XV y restaurado a finales del siglo XIX, y los dos palacios Barbaro, del siglo XV y XVI, respectivamente.

Henry James o Claude Monet son solo algunos de los muchos personajes ilustres que vivieron en este último palacio. Justo después, se alza la “Casina delle rose” [La Casita de las rosas], una de las casas más pequeñas en el canal, donde vivió el poeta D’Annunzio durante la Primera Guerra Mundial y que también fue el estudio artístico de Canova en 1770.
Al lado, se halla Palacio Corner della Ca’ Grande, un impresionante palacio clásico proyectado por Sansovino en 1545 para Giacomo Cornero, miembro de una de las familias más ricas de Venecia.

En el último tramo del Canal Grande, antes de llegar a los Jardines Reales que construyó Napoleón, destacan Palacio Pisan, del siglo XV, que ahora es el lujoso Hotel Gritti, el estrecho Palacio Contarini-Fasan, de mediados del siglo XV y el Palacio Giustinian, también del siglo XV, que antiguamente fue un lujoso hotel y hoy es la sede de la Bienal.

ORILLA DERECHA

Si llegan a Venecia en automóvil o autobús, se detendrán en Plaza Roma, en la orilla derecha del Canal Grande, enfrente de la estación de trenes. El primer edificio que llama la atención es la gran iglesia de San Simeone Piccolo, de 1738, con una particular cúpula verde.

Después de pasar por el Puente degli Scalzi, se ve la parte final de la plaza Campo San Simeone Grande, Palacio Gritti, Palacio Donà-Balbi, Palacio Giovanelli y el “Fondaco dei Turchi” [almacén de los turcos], que primero fue una casa normal hasta el siglo XVII, cuando la compraron los mercaderes turcos de la ciudad, que la tuvieron hasta 1838.
A mediados del siglo XIX le hicieron una gran reestructuración que lo modificó completamente. Actualmente es el Museo de Historia Natural. Al lado del “Fondaco”, hay un edificio almenado del siglo XV, los Depósitos del Megio, donde antiguamente era el granero común, y al lado el Palacio Belloni-Battagia, del siglo XVII, del artista Longhena para la familia Belloni.
Siguiendo por el canal, aparece la Iglesia de San Stae, con una elegante fachada barroca enriquecida con estatuas de mármol de 1709, y un poco más adelante, el solemne palacio Ca’ Pesaro, también de Longhena.
Fue construido a mediados del siglo XVII, tiene un lado de piedra, algo insólito en los edificios venecianos, que normalmente son de ladrillo para que los edificios puedan construirse uno al lado del otro, para aprovechar mejor el espacio.
Hoy es la sede de un complejo museal de arte moderno y oriental. Le sigue un gran edificio, el Palacio Corner della Regina, diseñado por Domenico Rossi en 1720 y que actualmente es la sede de los archivos de la Bienal. Este edificio se llama así por Caterina Corsaro, reina de Chipre que nació aquí en 1454.
Más adelante, están los mercados de Rialto, que empiezan con la neogótica “Pesquería”, de principios del siglo XX, Las Fábricas Nuevas de Rialto y las Fábricas Viejas de Rialto, del siglo XVI. Un poco antes de pasar el puente, se halla, a la derecha, el Palacio dei Camerlenghi, construido en 1528, sede de las oficinas financieras y las prisiones de los deudores del Estado.
En el otro lado, en cambio, está el Palacio dei Dieci Savi, que es la sede de las oficinas de los ministros de Hacienda. Continuando por el canal, se llega al Palazzo Papadopoli, antiguamente conocido como Coccina-Tiepolo.

Fue construido en 1560 y los mercaderes venecianos hicieron sus casas siguiendo su estilo, conserva un maravilloso claustro de espejos. Después de pasar los palacios que están al lado, Palacio Donà y Palacio Donà della Madonnetta, se alza el Palacio Cappello-Layard, del siglo XVI, que fue la residencia del arqueólogo Henry Layard.
Al cruzar la curva del canal se encontrarán ante otros magníficos palacios, destaca Palacio Balbi, cerca del Río Ca’ Foscari. Proyectado por Alessandro Vittoria para Nicolò Balbi en 1580, es un ejemplo del primer barroco en Venecia. Hoy es sede de la Región del Véneto. En el otro lado del río, se alza Ca’ Foscari, un espléndido ejemplo de arquitectura tardo gótica del año 1437, realizado por el dux Francesco Foscari, que actualmente es la sede de una parte de la “Universidad Ciudadana”.
Justo al lado de Ca’ Foscari, se hallan los Palacios Giustinian, construidos a mediados del siglo XV por dos hermanos que querían vivir juntos pero separados, en los años 1858 y 1859.

En uno de estos palacios vivió Wagner y compuso “Tristán e Isolda”. Un poco más adelante, se encuentra Ca’Rezzonico, un palacio del artista Longhena de la segunda mitad del siglo XVII para la familia Bon. Como no tenía suficientes recursos para terminarlo, la familia se vio obligada a vendérselo a la rica familia de genoveses dei Rezzonico.
Actualmente es la sede del Museo del Settecento veneziano [Museo del siglo XVII veneciano]. Después de pasar un par de canales, se levanta el Palacio Loredan, del siglo XV, propiedad del Embajador y donde vivió el dux Francesco Lorena. En la otra parte del río surgen los palacios Contarini-Corfù y Contarini degli Scrigni, construidos en el siglo XVII.
Poco antes de pasar por el puente, a la derecha se ve la Galería de la Academia, que en el pasado fue iglesia y Escuela de la Caridad, y hoy conserva los cuadros venecianos más importantes del mundo.
Justo después del puente, se encuentra otro edificio de la familia Contarini, Palacio Contarini dal Zaffo: un maravilloso palacio renacentista de finales del siglo XV que actualmente es propiedad de la familia Polignac.
Continuando por el canal, se pasa por enfrente del Palacio Barberigo, al lado de la plaza Campo San Vio, con magníficos mosaicos de la segunda mitad del siglo XIX. Después se ve el Palacio Venier dei Leoni, que está sin terminar, cuyas obras empezaron en 1759 y que estaba destinado a ser el palacio de la familia Vernier, pero por el coste exagerado, construyeron sólo el primer piso, donde hoy se encuentra la colección Guggenheim de arte moderno.
Un poco más adelante, está Palacio Dario, edificado a finales del siglo XV por el secretario de la Corte de Justicia Giovanni Dario, un desafortunado palacio con un encanto especial y misterioso.

Más adelante, Palacio Salviati, construido en 1924 como sede central de la vidriería Salvati, por lo que tiene unas decoraciones de cristal con colores llamativos. Llegando al tramo final del canal, destaca la enorme iglesia barroca de Santa Maria della Salute, proyecto de Longhena en 1630 para conmemorar el final de una peste. Al final de la orilla derecha del Canal Grande, se alza la Aduana “di Mare”, que tiene en lo alto una veleta que simboliza la fortuna.

SAN MARCOS



El sestiere [barrio] de San Marcos, ubicado en la parte sureste de Venecia, ha sido siempre el núcleo de la ciudad desde que fue fundada.
Justo en Plaza San Marcos, los fundadores de la ciudad se establecieron cuando huían de Malamocco y buscaban un lugar más estable, aquí fundaron el Palacio Ducal como la fortaleza de la ciudad y la Basílica de San Marcos como iglesia: los primeros edificios de lo que llegará a ser uno de los lugares más visitados del mundo.
Rodeado por el meandro del Canal Grande, el sestiere de San Marcos, con los siglos, fue ampliándose y ahora es el espacio público más importante de la ciudad, el único que de verdad se merece el nombre de “plaza”, a diferencia de las otras plazas de Venecia, que se llaman “campos”.

En la Plaza de San Marcos desde siempre se celebran las fiestas más importantes de la ciudad: desde la caza al cerdo y las corridas del siglo XII, a las “fatigas de Hércules”, espectáculo gimnástico del siglo XVII, o las procesiones del Corpus Domini en la feria de la “Sensa”, para terminar con el carnaval, en el que, desde hace siglos y cada año, la plaza se transforma en un mar de colores.

Basilica de San Marcos



La basílica de San Marcos es una de las catedrales más bonitas de Europa y del mundo. Es el fruto de diferentes estilos, y conserva aspectos tan orientales que pueden dejar atónitos a los turistas por su particularidad y esplendor. El edificio actual es el resultado de una larga historia que empieza en el año 828, cuando dos mercaderes robaron el cuerpo de San Marcos de la Tumba de Alejandría en Egipto y lo trajeron a Venecia para donárselo al dux.
Para acoger los restos del Santo, que nombraron protector de la ciudad, construyeron una iglesia siguiendo el modelo de la basílica de los Doce Apóstoles de Constantinopla, que fue destruida el año 976 durante la insurrección del Dux Candiano IV. Volvieron a construir otra iglesia, que en 1063 sustituyeron por una tercera más espectacular, para que representara el poder de la próspera República veneciana, la actual Basílica de San Marcos. Fue construida respetando el modelo de dos basílicas de la antigua ciudad imperial de Bizancio (los Santos Apóstoles y Santa Sofía), con una planta central con forma de cruz griega, con cinco grandes cúpulas y una particular mezcla de arte antiguo y oriental.
Con el tiempo, la Basílica sufrió otras modificaciones, sobre todo en cuanto a la decoración: los arcos góticos apuntados, el arco de Sant’Alipio, las esculturas y los mosaicos de los siglos XVII y XVIII de la fachada principal, los bajorrelieves que representan las profesiones y los signos zodiacales del portón central, los mármoles que provienen de Oriente, las figuras de pórfido de los Tetrarcas y los caballos de San Marcos. El resultado es una estupefaciente mezcla de estilos.

En un principio era la capilla privada del dux, por lo que no se celebraban funciones. En 1807 fue nombrada catedral de la ciudad. La imponencia de la basílica y su riqueza decorativa representan la postura independiente de Venecia y su autonomía respecto a la Iglesia de Roma. En su exterior, hay que observar atentamente los cuatro caballos de San Marcos encima de la puerta central, los bajorrelieves de la arquería central, los mosaicos de la fachada, los del Baptisterio y los Tetrarcas, mientras que dentro destacan el retablo de oro, el Tesoro, los mosaicos del atrio y las cúpulas de la Ascensión y de Pentecostés. Teniendo en cuenta que para ver bien la riqueza de la basílica no es suficiente una visita, les aconsejamos que vayan por la mañana temprano, para evitar las largas filas que hay al mediodía. El horario de apertura es de lunes a sábado de 9:30 a 17:00 y los domingos de 14:00 a 16:00.

PALACIO DUCAL

El Palacio Ducal se remonta al siglo IX y es uno de los palacios europeos más bonitos de su época. Tiene la parte externa de estilo gótico y el interior, clásico. En un principio, era una fortaleza con planta cuadrada con altas murallas de defensa, dentro de éstas se tomaban las decisiones más importantes para el destino de Venecia. Además de ser la residencia del dux, era la sede del gobierno y la magistratura, acogía a muchos altos funcionarios, tenía sala de armas, tribunales y prisiones. A causa de varios incendios, el edificio fue reconstruido entre los años 1340 y 1419, para darle a Venecia una sede prestigiosa y una nueva sala para el “Maggior Consiglio” [El Consejo Mayor”].



a fachada es una obra maestra del gótico: el interior del palacio es de mármol de Verona y se apoya en arquerías de piedra con un soportal con columnas, cuyos capiteles y esculturas en las esquinas son magníficos. La entrada principal al palacio era la Puerta “della Carta”, una puerta gótica del siglo XV, desde la que, siguiendo por un porticado, se llega al Arco Foscari y al patio interno donde se halla la Escalera de los Gigantes, una famosa obra del siglo XV, donde se coronaba al dux.
ToPublic/schede/189_Il_Palazzo_Ducale/004ItaliaVeneziaDucale Debido a su gran prestigio, durante varios siglos ha sido el único edificio de Venecia que se definía como “palacio”, todos los demás se llamaban “ca”, la abreviación de casa. Los mejores pintores, desde Tintoretto a Veronese, contribuyeron con sus obras para embellecer las paredes y los techos de los atrios y las estancias de los tres pisos del edificio (los aposentos del dux, la sala del colegio, la sala del senado, la sala del consejo de los diez, la sala de la brújula, etc.) para que el palacio reflejara la gloria del poder de la República de Venecia. Es obligatorio ver la Escalera de los Gigantes, la puerta “della Carta” en el exterior del palacio, la sala del “Maggior Consiglio”, las Salas del Colegio y las Prisiones en la parte interna.

Il Campanile [La torre campanario]

Fue construida en la esquina que une Plaza San Marco y Piazzetta, a principios del siglo X. La torre original servía como faro para los navegantes y como campanario. Fue restaurada varias veces hasta que se le dio la forma actual en 1515, cuando Bartolomeo Bon puso, en lo alto de la cúspide de la pirámide, un ángel dorado como veleta. En la torre hay cinco campanas y, cada una de ellas, durante la república, tenía una función diferente: la “Marangona”, la más grande, se tocaba cuando empezaba y terminaba la jornada laboral, el “Malefico”, la más pequeña, anunciaba las condenas a muerte, la “Nona” tocaba a las nueve, la “Trottiera” servía para llamar a los miembros del “Maggior Consiglio” para que fueran a la Cámara del Consejo, y la “Mezza terza” anunciaba una sesión del Senado.
ToPublic/schede/188_Il_Campanile/006ItaliaVeneziaSanMarco En 1902, la torre se derrumbó porque cedió la estructura, y diez años después, en el mismo sitio, se inauguró otra torre, copia de la original. Con sus 98,5 metros de altura, es el edificio más alto de la ciudad, y regala unas vistas estupendas de Venecia.



PLAZA DE SAN MARCOS

Plaza San Marcos es, desde hace siglos, el símbolo histórico de Venecia, única en el mundo por su encanto y meta de millares de turistas. La plaza se remonta al siglo IX, cuando el dux, que abandona Malamocco y se traslada a Rialto, decidió que esta plaza era el lugar donde establecerse porque aquí confluían las principales vías del agua. En aquella época, la plaza estaba en una isla que se llamaba “Morso”, por la que pasaba el Río Batario que la dividía en dos: en un lado estaban la Basílica de San Marcos y la Iglesia de San Teodoro, en el otro, la Iglesia de “San Geminiano” y los amplios huertos del convento de “San Zaccaria”, mientras que el Palacio Ducal estaba separado de la plaza por un canal.
Desde su origen, en la plaza se han celebrado muchas actividades de la ciudad, desde mercados a espectáculos teatrales, procesiones o desfiles de carnaval. En el siglo XII, por decisión del dux Segastiano Ziani, para celebrar una visita del papa Alejandro III y del emperador Barbaroja, la plaza fue reformada: el Río Batario fue enterrado, alrededor del Palacio Ducal se construyó una plaza donde se alzaron las columnas de San Marcos y San Todaro, los patrones protectores de la ciudad, la iglesia de San Geminiano fue demolida y reconstruida justo en la parte contraria y se empezaron a construir las actuales “Vecchie Procuratie” [Procuradurías Viejas].



En los siglos XIV y XV, se modificaron el Palacio Ducal y la basílica para respetar el nuevo gusto del estilo gótico, se construyó la Torre del Reloj y se modificaron las Procuradurías Viejas. En el siglo XVI, Sansovino y después Scamozzi construyeron la Librería, la “Loggetta” [la lonja] y las Procuradurías Nuevas, para darle todavía más prestigio a la ciudad. Las tiendas de café, la primera abrió en 1683, han contribuido para que la plaza sea aún más especial. El Florian, el Quadri, el Lavena son cafés del siglo XVIII que siguen abiertos y donde los turistas pueden probar un café en la Plaza de San Marcos.
Otra peculiaridad de la plaza son... las palomas. Existen varias teorías para explicar el porqué de su presencia: puede ser que vengan de las palomas que le donaron a la mujer del dux con la llegada del ejército de Atila, o que vengan de las palomas que liberaban para celebrar la Semana Santa. Aunque no se sepa de dónde vienen, el hecho es que hay muchas y que son un atractivo para los turistas. Hay que recordar que está prohibido vender comida para las palomas, para intentar disminuir la cantidad, ya que pueden ser portadoras de enfermedades.
Cerca de la laguna, en el punto más bajo de la ciudad, la plaza es una de las primeras zonas que sufre la marea alta, en estas ocasiones, se puede cruzar la plaza gracias a unas pasarelas que se montan. La Basílica de San Marcos, el Palacio Ducal, los famosos cafés y las elegantes tiendas hacen que esta plaza sea especial, por esto hay que prepararse para quedarse boquiabierto.

LA TORRE DEL RELOJ

La Torre del Reloj [dell’Orologio, en italiano] está en el lado norte de la plaza, encima del pasaje con forma de arco por el que se va a las Mercerías, la calle comercial más importante de Venecia. Fue realizada entre 1496 y 1506, y encima del arco se puede admirar un enorme reloj esmaltado de azul y dorado que marca las horas, las fases de la luna y el zodiaco. Servía de referencia para los navegantes, que podían saber los movimientos de las mareas y cuáles eran los mejores meses para emprender un viaje por el mar. Más arriba, hay un nicho con una Virgen, y a los lados están las dos puertas de las que, los días de la Epifanía y de la semana de la Ascensión, salen los Magos para tocar las horas y, junto a un ángel, se inclinan delante de la Virgen.
En el punto más alto de la torre hay dos estatuas de bronce, conocidas como los “moros”, por la pátina oscura, que, gracias a un mecanismo complejo, marcan las horas tocando la campana. Si se encuentran enfrente de la torre, a la derecha se ve Piazzetta dei Leoncini, que se llama así por los dos leones de mármol del siglo XVIII.

DORSODURO

Dorsoduro es la parte más meridional de Venecia y se llama así por la dureza y la elevación del suelo. La isla de Mendigola, en la parte más occidental del sestiere, fue colonizada en el siglo VII, alrededor de las iglesias del Ángel Rafael y de San Niccolò dei Mendicoli, mucho antes de que Rialto se convirtiese, en el año 828, en la sede de Venecia.
La urbanización se fue extendiendo con el tiempo, entre el siglo XIII y el XVI se construyeron muchas iglesias y majestuosos palacios a lo largo del Canal Grande y, después, en la orilla de San Marcos, se edificaron la Basílica “della Salute” y “delle Zattere” [de las Balsas”].
En el siglo XIX, cuando la Academia fue trasladada al complejo de la Caridad y se construyó un puente nuevo, Dorsoduro se convirtió en una de las zonas preferidas de los extranjeros para vivir.
No hay que perderse las magníficas vistas de la laguna que se aprecian en la parte oriental, cerca de la “Salute” y “le Zattere”, desde las que se ve la isla de la “Giudecca” [la judería].
En la parte más al oeste del sestiere, la parte más interesante está en las zonas del Campo Santa Margherita y de la iglesia de San Nicolò del Mendicoli.



SAN POLO Y SANTA CROCE

El “sestiere” San Polo
San Polo, que mide sólo 34 hectáreas, es el “sestiere” más pequeño de Venecia. Comprende la zona de Rialto, que es la más antigua de la ciudad, y su límite es el Canal Grande. En el siglo IX, los primeros habitantes de Venecia decidieron vivir en este grupo de pequeñas islas, conocidas como Rivus Altus o Rialto, porque el suelo es más alto y estaban más protegidos de las inundaciones.
A partir del año 810, el dux se trasladó aquí y, en este periodo, empezó a crecer la actividad mercantil, por lo que el barrio se convirtió en el corazón comercial de Venecia. En los siglos XIII y XIV, en la zona de Rialto habían abierto muchos mercados, al por mayor y al por menor, y tiendas de productos de lujo. Se fundaron los primeros bancos, tanto privados como públicos, magistraturas especiales para el comercio y las aseguradoras marítimas.
Esta ciudad comercial acogía a todo tipo de extranjeros que pudiera contribuir a aumentar su prosperidad.
Al mismo tiempo, muchos mercaderes venecianos iban hasta los países orientales dominados por los mongoles de Gengis Khan para comprar mercancías, es el caso del famoso mercader veneciano Marco Polo, que contribuyó mucho en el enriquecimiento de la ciudad gracias al comercio de azúcar, especias, seda y algodón.

San Polo es todavía uno de los barrios más vivos de la ciudad, con sus muchas tiendecillas, mercados y bares típicos entre calles y callejuelas que se cruzan en los lugares principales del “sestiere”: Campo San Polo, la igledia dei Frari y la Escuela de San Rocco.



El “sestiere” Santa Croce
Santa Croce, el “sestiere” al noroeste de la ciudad, se extiende por unas 94 hectáreas. Su característica principal es que está dividido en dos zonas muy diferentes: en la parte oriental hay muchas callejuelas y plazas por donde se puede dar un paseo muy agradable, es una zona humilde de la ciudad, pero donde también se pueden visitar los importantes palacios del Canal Grande; en la parte occidental, mucho menos atractiva, se hallan varias construcciones industriales y el gran aparcamiento de Plaza Roma.



CANNAREGIO

El sestiere de Cannaregio se halla en la parte del noroeste de Venecia y aquí vive un tercio de la población veneciana (unos 20.000 habitantes), es el segundo barrio más extenso, después del de Castello. Cannaregio se encuentra es el primer sestiere que uno se encuentra al salir de la estación de trenes Santa Lucia y llega hasta una de las zonas más antiguas de Venecia, al este. Desde los muelles al norte del sestiere se ven las islas de la laguna, mientras que en el sur se encuentra un amplio meandro del Canal Grande. El nombre de Cannaregio puede derivar de “canal regio”: el gran curso de agua que hoy se llama Canal de Cannaregio, antes de que el tren llegara hasta a la isla, era la entrada principal de Venecia; otra hipótesis sostiene que este nombre se refiere a los muchos cañaverales [en italiano, “canneto”] que antes había en esta zona.
Se trata de una zona intacta, con muchos canales rectilíneos, estrechas callejuelas, pequeños bares y talleres artesanales, que constituyen la parte más humilde de la ciudad. La zona que más visitan los turistas es la que está alrededor de Lista de España y de Strada Nova, las dos calles principales que llevan a la estación de Rialto. Cannaregio, además, es el sestiere donde se encuentra el gueto más antiguo del mundo, y aunque la comunidad hebrea hoy viva también en otras zonas de la ciudad, sigue conservando su encanto antiguo.



CASTELLO

Castello es el sestiere más grande y heterogéneo de la ciudad, se extiende desde San Marcos hasta Cannareggio al oeste, y hasta el barrio moderno de Sant’Elena al este. Se llama Castello en honor de la fortaleza del siglo VIII que se alzaba donde ahora está la isla de San Pietro.

Fue la sede religiosa de la ciudad hasta el siglo IX. Castello es famoso también porque es la sede del “Arsenale”, el gran astillero donde se construían las embarcaciones de guerra que formaban parte de la flota veneciana, que fue una de las mayores armadas de Europa.
En el siglo XX, se hicieron modificaciones importantes después de la expansión de los barrios de Sant’Elena y Celestia y de las abundantes edificaciones de casas en la parte sur-oriental de San Pietro.
La zona más comercial de Castello es el paseo alrededor de la orilla “Riva degli Schiavoni”, al otro lado se encuentran calles estrechas, palacios y preciosas iglesias en una tranquilidad encantadora, donde se pueden admirar las muchas obras artísticas.


_________________
avatar
Beatriz 1959
VIP
VIP

Femenino Mensajes : 1070
Puntos : 1142
Reputación : 37
Fecha de inscripción : 06/11/2011
Localización : Huelva

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

- Temas similares
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

Venecia:: Europa :: Comentarios

avatar

Mensaje el Mar Feb 12, 2013 4:28 am por Betuno

Que preciosidad venecia por el amor de dios, pero es que yo tengo el corazon partio en varios trozinos
El mas grande lo tiene mi cai y España que me gusta mucho
Pero venecia / Roma contra Santorini / Atenas estan ahi ahi !!!

Muchas gracias por la info y sobre todo por las fotos

Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Jue Feb 21, 2013 9:44 am por Beatriz 1959

smile Pues a mi me pasa como a ti, tengo el corazón partio con muchas ciudades, pero una de mis preferidas sigue siendo Venecia ¿ por que ? no lo se, pero siento algo especial cuando estoy alli emo-3 emo-3

Volver arriba Ir abajo

Mensaje  por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.